Médicos y enfermeras

By MS Argüeso / October 27, 2015 /

medicos-enfermeras

¿Conviene diferenciar profesiones (mejor dicho: profesionales) por género?

La respuesta a esta pregunta tiene dos opciones: la normativa (lo que dice la RAE) y la social (lo que dicen los hablantes). Y luego está la realidad: cambiante (y por eso, confusa).

La normativa explica que el género (femenino, masculino) es una diferenciación lingüística, como lo son el número (singular, plural) o el modo verbal (infinitivo, indicativo, subjuntivo, etc). En español, los sustantivos pueden ser de género femenino o masculino, con claras reglas sobre su concordancia con artículos y adjetivos. La teoría es que los sustantivos que denotan profesión, deberían seguir las mismas reglas y que no hay nada sexista en ello: es que nuestro idioma es así.

Pero el idioma no vive en el vacío intergaláctico, sino en cada hablante que lo usa en una sociedad concreta. Y resulta que desde hace décadas muchas mujeres desempeñan cada vez más profesiones antes reservadas a los hombres. Los hablantes nos encontramos ante una realidad en la que hombres y mujeres realizan un trabajo y queremos diferenciar el sustantivo que lo indica. Y, como es natural, utilizamos la fórmula inmediata y coherente: añadimos una –a a las profesiones que terminan en consonante (juez, jueza; doctor, doctora), cambiamos –e por –a (presidente, presidenta). Y con el tiempo, los académicos las incluyen en el diccionario normativo de la RAE.

Mi recomendación: Utiliza la forma con que te sientas cómodo (si todavía no aparece en el diccionario, seguramente lo hará en el futuro: estás a la vanguardia) o con la que creas que se te va a entender mejor, que para eso escribes tu documento.

Más: http://lema.rae.es/dpd/srv/search?id=Tr5x8MFOuD6DVTlDBg, el artículo de la RAE con todo lo que necesitas saber.

http://ec.europa.eu/translation/bulletins/puntoycoma/42/navarro.htm, que explica en detalle la situación referente al campo médico.